Para Reflexionar Hoy

Si quieres lograr lo que aún no has alcanzado, necesitas hacer lo que aún no has intentado".

Mi foto
Nombre: Reflexiones
Ubicación: San Miguel, San Miguel, El Salvador

jueves, enero 26, 2012

DIFERENCIA ENTRE EXPERIENCIA Y CONOCIMIENTO

Un día, un señor viajó al África junto con su fiel perrito. El objetivo del viaje era participar en un safari de cacería. Durante una de las jornadas de caza, el perrito se alejó del grupo y se extravió.
Habiendo perdido totalmente el rastro del grupo, el perrito comenzó a vagar cabizbajo por la selva.

Repentinamente sintió alboroto. Levantó su cabeza y vio que una enorme pantera corría hacia él a toda carrera. El perrito comprendió que estaba a punto de ser devorado. Quiso pensar pero no había tiempo. Vio que a su lado había una pila de huesos de un animal muerto y comenzó a mordisquearlos.
Cuando la pantera estaba lo suficientemente cerca, a punto de atacarlo, el perrito dijo en voz alta:
- ¡¡¡Mmmm, qué rica pantera me acabo de comer!!!
La pantera escuchó aquello y frenó bruscamente. Huyó despavorida pensando:
- ¿Quién sabe qué raro animal será ese? ¿A ver si me come a mí también?
Pero un mono que andaba trepado en un árbol cercano oyó y vio la escena… Sin más corrió tras la pantera para contarle cómo la había engañado el perrito: -¡Qué idiota eres pantera… esos huesos ya estaban ahí! ¿No te diste cuenta que solo era un simple perrito de ciudad?
La pantera se sintió frustrada por su propia torpeza. Embravecida, corrió a buscar al perrito con el mono montado en el lomo… Una vez más, el perrito ve a lo lejos que la pantera se acerca, esta vez junto con el mono chismoso…

-¿Y ahora qué hago? No había tiempo para huir… El miedo no lo amilanó. Entonces, en vez de salir corriendo, se quedó sentado dándoles la espalda, como si no los hubiera visto. Cuando la pantera estaba cerca para atacarlo el perrito exclamó:

- ¡Este mono es un estúpido, hace más de media hora que lo mandé a traerme otra pantera y todavía no viene!
He aquí el momento de reflexionar. Si el “perrito” se hubiera guiado por el conocimiento estaría muerto. El conocimiento indica que la pantera es un animal cazador del que un perrito no puede escapar. Sin embargo, el perrito no se aferró a esto. Él se dejó llevar por la naturaleza de su inteligencia en un momento crítico. El perrito comprendió que no había momento futuro. “Un presente inteligente se construye a cada momento”.

No juzgue, reflexione…
Ayer es un recuerdo del pasado. Ahora soy esto, por ello hoy opino así. Quién sabe quién seré mañana y que pensaré entonces…

VIVE HOY

La verdadera ciencia de la vida consiste en aprovechar al máximo el día presente, "el día de hoy", olvidando el pasado y dejando en paz el futuro.

Hay personas que cargan sobre sus débiles hombros tres sacos a la vez: un saco pequeño, fácil de llevar: es el saco de penas, trabajos y alegrías de un solo día, el día de hoy.

Un segundo saco pesado, abrumador, el del pasado: son esas gentes que vuelven y vuelven a recordar las penas pasadas, los fracasos que tuvieron, las heridas que sufrieron. Se empeñan en rascar las heridas y así siempre están sangrando y nunca se curan.

Y todavía se empeñan en llevar un tercer saco muy pesado, el del futuro. Son los que miran al mañana con miedo, esperando siempre lo peor.

Llevar hoy la carga de mañana, unida a la de ayer, hace vacilar y tambalearse al más fuerte, pero nadie nos manda a vivir así. Nadie nos manda a llevar al mismo tiempo los tres sacos. Dios  hizo las cosas más sencillas : Bástale a cada día su afán. el día para trabajar, luchar y esforzarnos y la noche para dormir, descansar y olvidar.

Así, en realidad la vida consta de un solo día. Cada noche podríamos decir que nos morimos por unas horas cuando dormimos, para nacer nuevamente al despertar por la mañana. ¿Por qué no vivir un solo día por vez?

El pasado ya pasó, no volverá; déjalo en paz. Si puedo sacar de mi pasado alguna buena lección, está bien, la saco, pero si no, lo dejo, lo olvido. Nada gano recordando mis problemas y amarguras de ayer.

El futuro aún no llega, no sé si llegará, ¿para qué me preocupo?

Lo único que tengo, lo único de lo que soy dueño, es de este día de hoy, por tanto, lo voy a vivir y disfrutar como si fuera el único día que voy a tener. Un día es una vida entera en miniatura. Mira a este día porque es la vida, la mismísima vida de la vida. En su breve curso están todas las verdades y realidades de tu existencia: la bendición del desarrollo, la gloria de la acción, el esplendor de las realizaciones.

El ayer es sólo un sueño y el mañana solo una visión, pero el hoy bien vivido, hace de todo ayer un sueño de felicidad y de cada mañana una visión de esperanza. Mira pues bien a este día. Ante una ardua tarea solemos pensar en toda la vida. ¿Por qué no conformarnos con llevar nuestra carga de un día?
Todo el mundo puede soportar su carga, por pesada que sea, hasta la noche; todo el mundo puede realizar su trabajo, por duro que sea, durante un día. Todos pueden vivir, pacientemente, de modo amable y sano hasta que el sol se ponga y esto es realmente lo que la vida significa.

Tengo un día de vida y nada más. Con él puedo hacer maravillas o destruirlo. Lo que no puedo es vivir una semana, un mes, un año a la vez. Sólo puedo vivir el hoy. No corras por la vida tan rápido que olvides, no solamente dónde has estado, sino hacia dónde vas.

viernes, noviembre 25, 2011

DISFRUTA TU CAFE



Un grupo de profesionales, todos triunfadores en sus respectivas carreras, se reunió para visitar a su antiguo profesor. Pronto la charla devino en quejas acerca del interminable 'stress' que les producía el trabajo y la vida en general.

El profesor les ofreció café, fue a la cocina y pronto regresó con una cafetera grande y una selección de tazas diferentes: de porcelana, plástico, vidrio, cristal -unas sencillas y baratas, otras decoradas, unas caras, otras realmente exquisitas.

Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y se sirvieran un poco del café recién preparado.

Cuando lo hubieron hecho, el viejo maestro  con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo: 'Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que lucían bonitas se terminaron primero y quedaron  las más sencillas y baratas; lo que es natural, ya que cada quien prefiere lo mejor para sí mismo.

Ésa es realmente la causa de muchos de sus problemas relativos al 'stress.'

'Les aseguro que la taza no le añadió calidad al café.

En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos.

Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores.

Ahora piensen en esto:


La vida es el café.

Los trabajos, el dinero, la posición social, etc. son meras tazas, que le dan forma y soporte a la vida y el tipo de taza que tengamos no define ni cambia realmente la calidad de vida que llevemos.

A menudo, por concentrarnos sólo en la taza, dejamos de disfrutar el café.

Disfruten su café!

La gente más feliz no es la que tiene lo mejor de todo, sino la que hace lo mejor con lo que tiene; así pues, recuérdenlo
Disfruten cada instante de su vida

miércoles, noviembre 09, 2011

PALABRAS DE ALIENTO


Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo. Todas las demás ranas se reunieron alrededor del hoyo. Cuando vieron cuan hondo era el hoyo, le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas.

Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas.
Las otras seguían insistiendo que sus esfuerzos serian inútiles.

Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió. Ella se desplomó y murió. La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible.

Una vez más, la multitud de ranas le gritaba y le hacían señas para que dejara de sufrir y que simplemente se dispusiera a morir, ya que no tenía caso seguir luchando.
Pero la rana saltó cada vez con más fuerzas hasta que finalmente logró salir del hoyo.

Cuando salió, las otras ranas le dijeron: "nos da gusto que hayas logrado salir, a pesar de lo que te gritábamos".
La rana les explicó que era sorda, y que pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más y salir del hoyo.

1. La palabra tiene poder de vida y muerte. Una palabra de aliento compartida a alguien que se siente desanimado puede ayudar a levantarlo.

2. Una palabra destructiva dicha a alguien que se encuentre desanimado puede ser lo que acabe por destruir.  

"En los Estados Unidos, en la NASA, hay un póster  de una abeja, el cual dice así:
"Aerodinámicamente el cuerpo de una abeja no está hecho para volar, lo bueno es que la abeja no lo sabe".

martes, junio 08, 2010

8 MENTIRAS SOBRE EL AMOR

1- El amor es para toda la vida :

Son excepcionales ;y mas en esta época, las parejas que duran juntos toda la vida, seria ideal, hermoso, romántico, pero esto, en la vida real es muy escaso ; y le estoy poniendo una carga muy grande a la relación, si yo tengo el pensamiento, de que mi relación TIENE que durar para TODA la vida, es como empezar con una gran responsabilidad, en algo que no se como va a funcionar, creo que una cosa es asumir un compromiso de largo plazo, para hacer lo mejor que se pueda, para que la relación dure, que es en realidad lo que hacemos cuando nos comprometemos, a tener el pensamiento, de que la relación TIENE que ser para TODA la vida.

Pienso que por eso muchas parejas dejan de cuidar su relación, de conquistar cada día al otro, de enamorarlo, por que es fácil pensar, ya estamos comprometidos, ya estamos juntos, no es necesario hacer lo que hacíamos antes para enamorar al otro, actitudes como ser paciente flexible, entusiasta, apasionados, etc.

Por eso muchas relaciones muy pronto se convierten en monótonas y aburridas, por que para que lo voy a vivir como algo que se puede acabar hoy, para que hago el esfuerzo de cuidarlo,
si lo voy a tener para TODA la vida.

2- Si me ama tiene que hacerme feliz :

En realidad nadie puede hacer feliz a otra persona, cada uno se hace feliz así mismo, si estoy amargado NO es responsabilidad de mi pareja, hacerme feliz, es mía, si quiero mantener mi amargura, nadie me la puede quitar. hasta que yo quiera, o si soy feliz, nadie me puede hacer infeliz, a menos que lo permita, mi deber, es hacer lo mejor para que mis amados estén bien,
pero la felicidad depende de cada uno.

3- Si me ama debe sufrir cuando no esta conmigo :

Si yo amo, quiero que esa persona este feliz y no que sufra por mi, habrá muchos momentos en la vida real de cualquier relación, en los que no podrán estar físicamente, el uno con el otro y cada quien sabrá cual es su balance, pero el pensamiento, de que tengo que sufrir, porque no
estoy con el otro, definitivamente hará mas difícil, lo que ya es difícil; yo puedo extrañar al otro, preferir estar con esa persona, pero eso es diferente a tener que sufrir por que no estoy con el otro.

Además yo no puedo cargar al otro, con la responsabilidad de que a mi no me gusta estar solo,
yo tengo que aprender a disfrutar mi propia compañía.
Eso me hará mas independiente y feliz.

4- Si me ama debe sufrir cuando yo sufro :

Una cosa es ser sensible con el otro, tener compasión cuando el otro pase momentos difíciles,
apoyar al otro, si esa es la decisión; y otra cosa muy diferente es sufrir solo por lealtad al otro,
eso es como crear una epidemia de dolor entre los seres que se aman, además si me siento feliz acaso me debo sentir culpable, por que en ese pensamiento, como voy a estar feliz cuando el otro sufre? Si el amor quiere lo mejor para el otro,

Entonces lo mejor no es que yo quiera que el otro este feliz ?

5- Si verdaderamente me ama debe sentir celos
Los celos son una de las emociones negativas, mas dolorosas y destructivas, los celos no son inseguridad con el otro, sino consigo mismo, si los alimento en mi serán crecientes y no habrá nada que haga el otro que me tranquilice totalmente, entonces por que crecer o alimentar este veneno?
La posesión y el control, no tienen que ver con el amor, sino con el desamor

6- Si me ama debe saber lo que yo quiero y se debe anticipar a mis deseos o pensamientos :

Eso se llama telepatía, esperar que el otro me lea la mente, eso es injusto con el otro y es un pensamiento del que resultara dolor, por que si a veces es difícil aclarar lo que uno mismo esta pensando, aun mas, saber lo que el otro espera y si una vez mi pareja anticipa mi pensamiento,
será casi imposible hacerlo siempre.

7- La otra persona tiene que valorarme
Yo soy quien tiene la responsabilidad de valorarme, si yo no me valoro, no importa lo que haga el otro sentiré que no valgo y si me valoro no permitiré que el otro, no valore lo que soy en la relación, sabre poner limites sanos y no dejare que me hagan daño.

8- Si el otro hizo algo que me ofendió tiene que contentarme :

Lo que me ofende no es lo que hace el otro, es mi pensamiento, es mi expectativa, yo decido ofenderme y decido como me voy a sentir y hasta cuando, el otro NO tiene el poder sobre mis sentimientos yo se lo doy, en ultimas tarde o temprano todo sufrimiento termina así ..

¡Bueno ya no voy a sufrir mas por eso! luego nada tiene que ver con el otro.

viernes, abril 17, 2009

Y TU ¿QUE PIDES?


"En un lento amanecer en el que mi corazón estaba triste y entre mis somnolencias oraba, rogué con plegarias cargadas de quejas y reproches.
Entonces los cielos abrieron para mí sus puertas: Y dije: - Por favor líbrame de estas actitudes que me hacen daño.
Y me respondieron:
- Te dimos la capacidad de cambiar; de ti depende usarla.
Pedí paciencia.
Y me respondieron:
- Es a través de las dificultades que la construyes.
Pedí felicidad.
Y me respondieron:
- Te dimos las bendiciones; de ti depende valorarlas y disfrutarlas.
- Pedí que me evitaran tanto dolor y sufrimiento.
Y me respondieron:
- En tus propias manos está la posibilidad de apretar o de soltar. El dolor te induce a mirar no con los ojos de tu mente y tus apegos, sino con los del alma que sabe nada debes hacer para merecer lo que tienes.
Pedí que me ayudaran a crecer.
Y me respondieron:
- Tú mismo podrás decidir día a día si creces. La vida misma podará tus ramas para que tus frutos sean dulces y abundantes.
Pedí tener la posibilidad de disfrutar lo que yo quisiera.
Y me respondieron:
- Ama y agradece lo que tienes y así abrirás tu corazón a encontrar lo que tú quieres.
Pedí que me ayudaras a amar a los demás como tú me amas.
Y me respondieron: - No esperes que sean como tú quieres, mejor reconoce en ellos a tu propio espejo."
Te invito a que tu día sea un canto de gratitud y de alegría a que disfrutes los presentes que los cielos han enviado para ti.

martes, enero 06, 2009

LA VACA

Cuenta una leyenda hindú que el maestro y su discípulo recorriendo los campos llegaron a una pequeña comunidad en la que se respiraba el olor más insoportable, el hambre, casuchas miserables, sus habitantes sumergidos en una profunda apatía y desesperanza.

El maestro interrogo a uno de sus habitantes:
¿De que viven? ¿Cómo se mantienen vivos?

- De una vaca, de su leche nos alimentamos, elaboramos un poco de crema y mantequilla con lo que adquirimos lo indispensable.

El maestro continuó su camino y ordeno a su discípulo:
En la noche toma la vaca y lánzala al precipicio.

- Maestro, es una gran injusticia lo que me ordena, estos pobres viven solamente de ella, seguramente morirán de hambre.

Haz lo que te ordeno.

Obediente cumplió al pie de la letra las instrucciones, pasaron los años y ahora el discípulo ya convertido en Maestro fue a visitar nuevamente a esa comunidad pues no lograba comprender tan extraña e injusta decisión de su Maestro en aquel entonces.

Cuál fue su sorpresa al encontrarse con un pueblo renovado, se respiraba prosperidad, la mirada y actitud de sus habitantes eran totalmente diferentes, los niños transmitían optimismo y buena salud.

Pregunto: ¿qué había sucedido?, ¿a qué se debía ese cambio?:

Hace años vivíamos todos solamente de una vaca, una mañana amaneció muerta en el fondo del precipicio, desesperados empezamos a imaginar que hacer para sobrevivir, vendimos la carne y con ese dinero compramos semillas y sembramos hortalizas, con esos productos adquirimos gallinas, con la venta de los huevos adquirimos un cerdo.

Así continuó narrando la cadena de valor que habían creado, con lo cual el maestro reflexionó:

- Entiendo ahora al maestro, a esta gente la adversidad los hizo despertar de un aletargado sueño que se llama resignación y que se convierte en el alimento de la mediocridad.

Bendita adversidad que nos lanza a triunfar.

Y TU ¿A QUE LE TEMES?


Había una vez un mago que experimentó tal compasión por un ratón que vivía en un constante temor del gato, que lo convirtió en gato.
Pero este gato comenzó a tener miedo del perro, y el mago lo convirtio en perro.
El perro a su vez tuvo miedo del tigre, y el mago lo cambió en tigre.
Pero sus problemas no terminaron allí, ya que el tigre se puso a temer constantemente al cazador.
Disgustado, el mago termino por transformarlo de nuevo en ratón, diciéndole:
"Puesto que sólo tiene los nervios de un ratón, me es imposible ayudarte haciéndote revestir la forma del más noble animal."
La mayoría de nuestros temores nunca se hacen realidad, pero toman la mayor parte del tiempo mental de muchas personas.
Los miedos no tienen que ver con lo que pasa afuera, sino con el poder que nosotros mismos les damos .
Todas las preocupaciones pueden ser transformadas en acción. En cuanto actúan se deshacen del miedo. Piensa siempre en términos de acción.

viernes, noviembre 14, 2008

PIENSALO DOS VECES

Una antigua leyenda india cuenta que uno de sus valientes encontró un día un huevo de águila y lo depositó en el nido de una "gallina en un gallinero".
El aguilucho nace y vive día a día en medio de los polluelos así va creciendo con ellos. Toda su vida el águila hizo lo que una gallina de gallinero hace normalmente. Buscó en la tierra insectos y comida. Aprendió a cantar de la misma forma que una gallina . Y cuando volaba, lo hacía en una nube de plumas y sólo algunos metros.
Después de todo, es así como se supone que las gallinas vuelan. Los años pasaron. Y el águila llega a la vejez.

Un día, ve un pájaro espléndido planear en un esplendido cielo, sin nubes. Que se elevaba con gracia, aprovechando las corrientes ascendentes, Volaba con libertad apenas movía sus espléndidas alas doradas.
"Qué pájaro espléndido!" dijo nuestra águila a sus vecinos. "Qué es?"
"Es un Águila, el rey de los pájaros," responde su vecino.
"Pero de nada sirve pensarlo dos veces, nunca serás un águila."
Así el águila lo hizo, nunca pensó dos veces. Se murió pensando que era una gallina de gallinero.

Para lograr tus sueños, busca en el cielo, inspírate en quienes ya han volado, recuerda cuando tu haz realizado tus propios vuelos.
Cuando no miramos hacia arriba a veces terminamos pensando que somos gallinas
Píensalo dos veces...

jueves, junio 19, 2008

¿QUE ES EL AMOR?

Amar es una decisión, no un sentimiento.
Amar es dedicación y entrega.
Amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor.

El Amor es un ejercicio de jardinería:
Arranca lo que hace daño, prepara el terreno, siembra, sé paciente, riega, procura y cuida.
Está preparado, porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvias, más no por eso abandones tu jardín.

Ama a tu pareja, es decir, acéptala, valórala, respétala, dale afecto y ternura, admírala y compréndela.
" Eso es todo, Ámala".

Por eso, la vida sin amor te lleva a tener estos defectos:

La inteligencia sin amor, te hace perverso.

La justicia sin amor, te hace hipócrita.

El éxito sin amor, te hace arrogante.

La riqueza sin amor, te hace avaro.

La docilidad sin amor, te hace servil.

La pobreza sin amor, te hace orgulloso.

La belleza sin amor, te hace ridículo.

La verdad sin amor te hace hiriente.

La autoridad sin amor, te hace tirano.

El trabajo sin amor, te hace esclavo.

La sencillez sin amor, te envilece.

La oración sin amor, te hace introvertido.

La ley sin amor, te esclaviza.

La política sin amor, te hace ególatra.

La fe sin amor, te hace fanático.

La cruz sin amor, se convierte en tortura.

La vida sin amor, no tiene sentido.

LA CARRETA VACIA

Mi padre se detuvo en una curva, y después de un pequeño silencio me preguntó:- Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más?
Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí:
Estoy escuchando el ruido de una carreta.-
Eso es -, dijo mi padre, - Es una carreta vacía.
Pregunté a mi padre:
-¿Cómo sabes que es una carreta vacía, si aún no la vemos?
Entonces mi padre respondió:
Es muy fácil saber cuándo una carreta está vacía, por causa del ruido. Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace.
Me convertí en adulto y hasta hoy, cuando veo a una persona hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de todo el mundo, inoportuna, presumiendo lo que tiene, siendo prepotente y maltratando a la gente, tengo la impresión de oír la voz de mi padre diciendo:"Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace"
La humildad consiste en callar nuestras virtudes y permitirle a los demás descubrirlas.

lunes, mayo 19, 2008

ARREGLAR AL MUNDO?


Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo,estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.
Cierto día, su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lugar. Viendo que era imposible sacarlo,el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención. De repente se encontró con una revista en donde venía el mapa del mundo ¡Justo lo que precisaba!. Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: “Como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto, para que lo repares sin ayuda de nadie”.
Entonces calculó que al pequeño le llevaría días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente. “Papá, ya hice todo, conseguí terminarlo”.
Al principio el padre no dio crédito a las palabras del niño. Pensó que sería imposible que, a su edad, hubiera conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo
digno de un niño. Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares.
¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?
-Hijito, tú no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lograste armarlo?
-Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre. Asi que di vuelta a los recortes y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía como era.
Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta la hoja y vi que había arreglado al mundo…

SEAMOS COMO LOS LAPICES


El nieto miraba al abuelo escribir una carta.
En un momento dado, le preguntó:
- ¿Abuelo, estás escribiendo una historia que nos pasa a los dos?
El abuelo dejó de escribir, sonrió y le dijo al nieto:
- Estoy escribiendo sobre ti.
Sin embargo, más importante que las palabras, es el lápiz que estoy usando.
Me gustaría que tú fueses como él cuando crezcas.
El nieto miró el lápiz intrigado, y no vio nada de especial en él, y preguntó:
- ¿Qué tiene de particular ese lápiz?
El abuelo le respondió:
- Todo depende del modo en que mires las cosas.
Hay en él cinco cualidades que, si consigues mantenerlas, harán siempre de ti una persona en paz con el mundo.
Primera cualidad:
Puedes hacer grandes cosas, pero no olvides nunca que existe una mano que guía tus pasos.
Esta mano la llamamos Dios, y siempre te conducirá en dirección a su voluntad.
Segunda cualidad:
De vez en cuando necesitas dejar lo que estás escribiendo y usar el sacapuntas.
Eso hace que el lápiz sufra un poco, pero al final, estará más afilado.
Por lo tanto, debes ser capaz de soportar algunos dolores, porque te harán mejor persona.
Tercera cualidad:
El lápiz siempre permite que usemos una goma para borrar aquello que está mal.
Entiende que corregir algo que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia.
Cuarta cualidad:
Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que hay dentro. Por lo tanto, cuida siempre de lo que sucede en tu interior.
Quinta cualidad:
El lápiz siempre deja una marca.
De la misma manera, has de saber que todo lo que hagas en la vida, dejará trazos.
Por eso intenta ser consciente de cada acción.

sábado, febrero 02, 2008

HAGA SU MEJOR ESFUERZO

Juan trabajaba en una empresa hace dos años, siempre fue muy serio, dedicado y cumplidor de sus obligaciones, llegaba puntual y estaba orgulloso de que en dos años nunca recibió una amonestación.

Cierto día busco al gerente para hacerle un reclamo:


--Señor, trabajo en la empresa hace dos años con bastante esmero y estoy a gusto con mi puesto, pero siento que he sido postergado.

Mire Rogelio, ingreso a un puesto igual que al mío hace solo 6 meses y ya esta siendo promovido a Supervisor.


--Uhmmmm - mostrando preocupación el gerente - le dice: Mientras resolvemos esto, quisiera me ayudes a resolver un problema.

--Quiero dar fruta al personal para la sobremesa del almuerzo de hoy.

--En la bodega de la esquina venden fruta. Por favor, averigue si tienen naranjas.

Juan se esmero en cumplir con el encargo y en 5 minutos estaba de vuelta.


Bueno Juan, ¿qué averiguaste?

Señor, tienen naranjas para la venta.

--¿Y cuánto cuestan?

--Ah... No pregunte por eso.

--Ok, pero viste si tienen suficientes naranjas para todo el personal?

--Tampoco pregunte por eso señor.

--¿Hay alguna fruta que pueda sustituir la naranja?

--No se señor, pero creo...

Bueno, siéntate un momento.


El gerente cogió el teléfono y mando llamar a Rogelio.

Cuando este se presento, le dio las mismas instrucciones que le diera a Juan y en 10 minutos estaba de vuelta.


Cuando Rogelio retorno el gerente pregunta:

--Y bien Rogelio ¿que noticias me tienes?


Señor, tienen naranjas, lo suficiente, para atender a todo el personal y si prefiere también tiene plátano, papaya melón y mango. La naranja esta a 1.5 pesos el kilo.

El plátano a 2.20 la mano, el mango a 0.9 el kilo, la papaya y el melón a 2.8 pesos el kilo. Me dice que si le compra es por una cantidad nos dará un descuento del 8 %. He dejado separada la naranja pero si usted escoge otra fruta debo regresar para confirmar el pedido.


Muchas gracias Rogelio, pero espera un momento...

--Se dirige a Juan, que aun seguía esperando estupefacto y le dice:

--Juan, ¿qué me decías?

--Nada señor, eso es todo con su permiso...

n
MORALEJA: Es importante hacer nuestro mejor esfuerzo aun con las tareas mas sencillas, ya que de otra forma nadie nos confiara tareas de mayor importancia.
Todos las veces que empleamos correctamente la información, tenemos la oportunidad de imprimir nuestra marca personal
n

jueves, septiembre 27, 2007

LA ESPERANZA

Un grupo de científicos de Palo Alto California realizo un experimento.
En la primera etapa
Pusieron a una rata entre un frasco de vidrio lleno de agua casi hasta el tope
La rata solo tenía un pequeño espacio para respirar mientras nadaba para tratar de mantenerse a flote en el reducido espacio de aire entre superficie y lo que cubria el frasco.
Adicionalmente taparon la luz de manera que el sitio estaba totalmente a oscuras.

El animal nado durante cerca de quince minutos
Y después dejo de nadar y murió ahogado.

En segunda parte de este experimento
Hicieron lo mismo con la diferencia de que permitieron una luz muy tenue.

La rata nado durante tres días seguidos antes de ser salvada por los investigadores.

Esta es la diferencia que crea la esperanza, en cada momento con tus comentarios y tus actitudes puedes sembrar o apagar la esperanza en quienes te rodean.
Recuerda ningún gran sueño es realista ni lógico.
Acaso puedes olvidar a quienes te enseñaron a soñar.

Cree con pasión en tus sueños y así también estarás sembrando esperanza en otros

Y QUE ES VOLAR?

Es comenzar por tener un sueño
Es estar comprometido con los sueños
Es tener confianza en sí mismo
Es aceptar lo que no se puede cambiar
Es saber cambiar a tiempo
Es volver a empezar
Es reconocerme en mis logros
Es saber disfrutar de mis logros y de lo que tengo
Es reconocer que me equivoqué y pedir perdón
Es reconocer que detrás de cada acierto pueden haber varios fracasos
Es enamorarse de lo que uno hace
Es no postergar y hacer algo ahora
Es darse cuenta que estás eligiendo a cada momento
Es reconocer las propias debilidades y fortalezas
Es no parar jamás hasta conseguir los sueños
Es saber con que fin hacemos las cosas
Es no mirar hacia atrás
Es actuar con entusiasmo
Es transitar caminos desconocidos
Es probar hacer algo que nunca hicimos
Es probar hacer algo de una manera diferente
Es saber que no estamos solos
Es no rendirse jamás
Es disfrutar de cada momento
Es disfrutar del tiempo libre
Es tener tiempo libre
Es accionar ya
Es inventar un nuevo paso de baile cuando el anterior no funciona
Es pensar en positivo
Es tener metas claras
Es tener perseverancia en la búsqueda de los deseos
Es estar preparado para ver la oportunidad
Es desarrollar la creatividad
Es utilizar la imaginación
Es recomenzar con el mismo entusiasmo
Es tener la paciencia necesaria
Es tener claridad en el propósito
Es dejar una huella para que otros puedan seguirla
Es estar focalizado a lo que uno quiere
Es arriesgar
Es hacer cosas nuevas todos los días
ES ESMERARSE EN SER FELIZ

martes, abril 17, 2007

LA HISTORIA DE ROCKY


En 1974, Sylvester Stallone era un actor y guionista desalentado y sin dinero. En un combate de boxeo, se inspiró en un anónimo boxeador que "llegó hasta el final" al enfrentarse al gran Mohammed Ali.
Stallone corrió a casa, y en tres días de explosión creativa escribió el primer guión de la famosa película Rocky.
Con los últimos $100 dólares que le quedaban, envió el guión a su agente. Un estudio le ofreció $20.000 dólares, con Ryan O'Neal o Burt Reynolds en el papel de protagonista.
A Stallone le encantó la oferta, pero deseaba interpretar el papel él mismo; entonces se prestó a actuar gratis, y la respuesta fue: En Hollywood las cosas no funcionan así. Él rechazó la oferta aunque necesitaba el dinero desesperadamente.
Luego le ofrecieron $80.000 dólares a condición de que no fuera él quien interpretaba el papel protagonista, y volvió a rechazarlos. Le dijeron que a Robert Redford le interesaba, y que entonces le pagarían $200.000 dólares; pero una vez más los rechazó.
Subieron la oferta por el guión a $300.000 dólares; Stallone les contestó que no se quería pasar toda la vida preguntándose...¿qué hubiera pasado si...?
Subieron a $330.000 dólares, pero les dijo que, si él no interpretaba el papel, prefería que la pelicula no se rodara. Al fin accedieron a que interpretara al boxeador: le pagaron solo $20.000 dólares por el guión más 340 dólares por semana, el mínimo en la escala salarial de los actores.
Descontando los gastos, los honorarios del agente y los impuestos, ingresó unos $6.000 dólares netos en lugar de $330.000.
En 1976 nominaron a Sylvester Stallone para el premio "Oscar" de la Academia al mejor actor. Rocky se llevó tres Oscar: mejor película, mejor director y mejor montaje. Desde entonces, la serie de películas de Rocky ha recaudado en taquilla casi mil millones de dólares, ¡Y ha hecho de Sylvester Stallone una estrella de cine internacional.
Atiende a lo que te salga de dentro

lunes, abril 16, 2007

USE SU CREATIVIDAD



Hace años, un inspector visitó una escuela primaria. En su recorrido observó algo que le llamó poderosamente la atención, una maestra estaba atrincherada atrás de su escritorio, los alumnos hacían gran desorden; el cuadro era caótico.

Decidió presentarse:
- Permiso, soy el inspector de turno...¿algún problema? - Estoy abrumada señor, no se qué hacer con estos chicos... No tengo láminas, el Ministerio no me manda material didáctico, no tengo nada nuevo que mostrarles ni qué decirles...

El inspector, que era un docente de alma, vió un corcho en el desordenado escritorio. Lo tomó y con aplomo se dirigió a los chicos: - ¿Qué es esto? - Un corcho señor... -gritaron los alumnos sorprendidos. - Bien, ¿De dónde sale el corcho? - De la botella señor. Lo coloca una máquina.., del alcornoque, de un árbol .... de la madera..., - respondían animosos los niños. - ¿Y qué se puede hacer con madera?, -continuaba entusiasta el docente. - Sillas..., una mesa..., un barco... -

Bien, tenemos un barco. ¿Quién lo dibuja? ¿Quién hace un mapa en el pizarrón y coloca el puerto más cercano para nuestro barquito? Escriban a qué provincia argentina pertenece. ¿Y cuál es el otro puerto más cercano? ¿A qué país corresponde? ¿Qué poeta conocen que allí nació? ¿Qué produce esta región? ¿Alguien recuerda una canción de este lugar? - Y comenzó una tarea de geografía, de historia, de música, economía, literatura, religión, etc.

La maestra quedó impresionada. Al terminar la clase le dijo conmovida: - Señor, nunca olvidaré lo que me enseñó hoy. Muchas Gracias.

Pasó el tiempo. El inspector volvió a la escuela y buscó a la maestra. Estaba acurrucada atrás de su escritorio, los alumnos otra vez en total desorden...
- Señorita...¿Qué pasó? ¿No se acuerda de mí? - Sí señor, ¡cómo olvidarme! Qué suerte que regresó. No encuentro el corcho. ¿Dónde lo dejó?

Ser creativo... Usar la imaginación... Pensar un poco más y tratar de encontrar la magia... esa magia transformadora...

Todos somos alumnos en esta gran escuela que es la vida, y sin embargo usamos poco la imaginación, entonces vivimos a medias, buscando estimulos en cosas o lugares que solo nos ayudan a perder el tiempo pero que pocas veces nos hacen crecer o nos iluminan...

Entonces cuando sentimos hastio y estamos cansados o deprimidos nos aferramos a las excusas: que no tengo dinero, que no me da el tiempo, que no sé qué hacer, que... y de excusa en excusa seguimos dormidos esperando que alguien cree la fórmula mágica que nos haga sentir, que nos estimule, que nos encienda...

Debemos darle paso a nuestra creatividad y dejar que nuestra imaginación despierte y nos dé las respuestas... Imaginar... Imaginar... es algo así como soñar despierto, es transformar con la mente todo aquello que nos parece que no puede modificarse...

"La creatividad despierta el poder que duerme en nuestra imaginación; es osadía, aventura para descubrir y aprender de los cambios; es respuesta hábil, no impotencia explicada o reclamo por lo que nos falta."

miércoles, marzo 21, 2007

LAS OPORTUNIDADES


Un hombre recibió una noche la visita de un ángel, quien le comunicó que le esperaba un futuro fabuloso: en su vida tendría la oportunidad de hacerse rico, de lograr una posición importante y de casarse con una mujer muy hermosa.
Ese hombre se pasó la vida esperando que los milagros prometidos llegasen, pero al final murió solo y pobre. Cuando llegó a las puertas del cielo vio al ángel que le había visitado tiempo atrás y protestó:"Me prometiste riqueza, una buena posición social y una bella esposa.¡Me he pasado la vida esperando en vano!".
"Yo no te hice esa promesa"- replicó el ángel- "Te prometí la oportunidad de riqueza, una buena posición social y una esposa hermosa".
El hombre estaba realmente intrigado. "No entiendo lo que quieres decir", confesó."¿Recuerdas que una vez tuviste la idea de montar un negocio, pero el miedo al fracaso te detuvo y nunca lo pusiste en práctica?".
"También recordarás", prosiguió el ángel, "aquella ocasión en que un terremoto asoló la ciudad, derrumbó muchos edificios y miles de personas quedaron atrapadas en ellos. En aquella ocasión tuviste la oportunidad de ayudar a encontrar y rescatar a los sobrevivientes, pero no quisiste dejar tu hogar sólo por miedo a que los muchos saqueadores que habían te robasen tus pertenencias.
Así que ignoraste la petición de ayuda y te quedaste en casa".El hombre asintió con vergüenza."Esa fue tu gran oportunidad de salvarle la vida a cientos de personas, con lo que hubieras ganado el respeto de todos ellos", continuó el ángel.
"Por último, recuerdas aquella hermosa mujer pelirroja, que te atraía tanto? Sin embargo, pensaste que tal mujer no se casaría con alguien como tú y para evitar el rechazo, nunca llegaste a proponérselo".El hombre volvió a asentir, pero ahora las lágrimas rodaban por sus mejillas."Sí, amigo mío, ella podría haber sido tu esposa", dijo el ángel. "Y con ella se te hubiera otorgado la bendición de tener sanos y hermosos hijos y multiplicar la felicidad en tu vida".
"Tuviste cerca las oportunidades, sólo que las dejaste pasar"

EL ARBOL DE LOS PROBLEMAS

El carpintero que había contratado para ayudarme a reparar una vieja granja,acababa de finalizar un duro primer día de trabajo. Su cortadora eléctrica se dañó y lo hizo perder una hora de trabajo y ahora su antiguo camión se niega a arrancar.Mientras lo llevaba a casa, se sentó en silencio. Una vez que llegamos, me invitó a conocer a su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos.

Cuando se abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara estaba plena de sonrisas. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa.
Posteriormente me acompañó hasta el auto. Cuando pasamos cerca del árbol, sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo que lo había visto hacer un rato antes.

"Oh, ese es mi árbol de problemas", contestó. "Sé que yo no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa es segura: los problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a casa. Luego en la mañana los recojo otra vez".

"Lo divertido es", dijo sonriendo, "que cuando salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la noche anterior".

lunes, enero 22, 2007

NO ES JUSTO


No es justo que la vida te haya programado para triunfar, y que vivas cada día por debajo del 20% de tu “Verdadero Potencial”.

No es justo que la naturaleza te haya dotado de las mejores herramientas de trabajo para alcanzar el éxito, y vivas inmerso en la mediocridad.

No es justo que la vida te haya regalado el microcomputador más potente del mudo (Tu Mente), con el propósito de albergar pensamientos positivos y de logros, para Conquistar Tus Sueños, y dejes abierta esta “puerta sagrada” a creencias limitantes y negativas, permitiendo que impregnen, impunemente, cada neurona y cada pensamiento.

No es justo que siempre pongas toda la culpa de tu situación, fuera de ti, cuando estás 100% preparado, física y mentalmente, para asumir la responsabilidad de convertir cada problema, en un nuevo escalón para seguir creciendo en la vida.

Reflexiona: Prácticamente, sin haber dado nada a cambio, tienes a tu disposición el Hardware (cuerpo) y el Software (mente), con diferencia, más potente del mercado y cuyo valor es casi incalculable.

Por todo lo anterior, ¿no crees que deberías tener alguna misión en la vida?No es justo que una persona que dispone de todos los recursos fundamentales para disfrutar de una vida plena de sentido, nazca, crezca y muera sin saber siquiera, para qué y por qué paso por la vida. Definitivamente, tienes una misión en esta vida, y eres tú y nadie más que tú, quien tiene la responsabilidad de descubrirla y vivirla.

HOY es un excelente momento para hacerlo.No se trata de pagar un peaje por el tiempo que estarás entre los vivos, sencillamente se trata de VIVIR PLENAMENTE, alcanzando la excelencia en aquello que hayas decidido emprender… Si lo que quieres ser es un barrendero, pues deberías proponerte ser el mejor y más apasionado barrendero que nunca antes haya existido; debes convertirte en el mejor barrendero del mundo.

Y si sientes que no vale la pena pagar el precio, y experimentas cierta vergüenza por gritar al mundo tu decisión de alcanzar la excelencia en lo que haces, pues tenlo claro, ESA NO ES TU MISIÓN.Y tienes la libertad y la responsabilidad de cambiar, aún así hayas dedicado los últimos años de tu vida a convencerte de que ya no tienes posibilidad, de que ya no tienes remedio, de que ya es demasiado tarde y que no vale la pena emprender en algo nuevo.

Recuerda, eres tú quien tiene la libertad y la responsabilidad de cambiar, independientemente del tiempo que te quede. Convéncete de que nunca es tarde para emprender en aquella actividad por la que consideras “estás aquí”... El único momento para decir que es tarde, es cuando mueres.

Si estás “mentalmente dormido”, elige despertar. Mientras no hayas muerto biológicamente, siempre estás a tiempo.Quizás hayas resucitado tarde, y no llegues lo lejos que habrías llegado, si hubieses comenzado varios años antes. Pero lo importante es despertar y comenzar ese viaje, para que en el momento de la muerte, tengas la sensación de haber tenido el valor de recorrer el camino que te pertenecía.

Actúa ya.
Define tus metas HOY y sale a Conquistar Tus Sueños.

sábado, diciembre 16, 2006

LA PARADOJA DE NUESTRO TIEMPO



Tenemos edificios mas altos, pero temperamento corto.

Autopistas más anchas, pero puntos de vista mas estrechos.

Gastamos más, pero tenemos menos.

Compramos más, pero disfrutamos menos.

Tenemos casas más grandes, pero familias más pequeñas.

Más compromisos, pero menos tiempo.

Tenemos más títulos, pero menos sentido común.

Más conocimiento pero menos criterio.

Más expertos, pero más problemas.

Más medicina, pero menos salud.

Hemos multiplicado nuestras posesiones, pero hemos reducido nuestros valores.

Hablamos mucho, amamos poco, odiamos demasiado.

Aprendimos a amar una vida, pero no a vivirla plenamente.

Hemos llegado a la luna y hemos regresado, pero tenemos problemas a la hora de cruzar la calle y conocer a nuestros vecinos....

Nos proponemos conquistar el espacio exterior, pero no el interior nuestro.

Limpiamos el aire, pero contaminamos nuestras almas.

Tenemos mayores ingresos, pero menos moral.

Hemos aumentado la cantidad, pero no la calidad.

Estos son tiempos de personas más altas con caracteres más débiles; con más libertad, pero menos alegrías; con más comida, pero menos nutrición; son días en los que llegan los sueldos a casa, pero aumentan los divorcios. Son tiempos de casas más lindas, pero hogares rotos.

No guardes nada para una ocasión especial, por eso lee más y limpia menos. Siéntate en la terraza y admira la vista sin fijarte únicamente en las malas hierbas. Pasa más tiempo con tu familia y amigos, y menos tiempo trabajando.

La vida es una sucesión de experiencias para disfrutar, no para sobrevivir. Si supiéramos el tiempo de vida que nos queda, seguramente desearíamos estar con nuestro seres queridos, iríamos a comer nuestro platillo preferido, visitaríamos los sitios que amamos...

Son pequeñas las cosas que nos harían enojar si supiéramos que nuestras horas están limitadas. Estaríamos enojados porque dejamos de ver a nuestros mejores amigos, enojados y tristes porque no dijimos a nuestros padres, hermanos, sobrinos y amigos cuanto los queremos.

Por eso no intentes retardar, detener o guardar nada que agregaría risa y alegría a tu vida. Cada minuto, hora, día y semana es especial

LA VIDA ES

La vida es una oportunidad, aprovéchala.

La vida es belleza, admírala.

La vida es beatitud, saboréala.

La vida es un sueño, hazlo realidad.

La vida es un reto, afróntalo.

La vida es un juego, juégalo.

La vida es preciosa, cuídala.

La vida es riqueza, consérvala.

La vida es un misterio, descúbrelo.

La vida es promesa, cúmplela.

La vida es amor, gózalo.

La vida es tristeza, supérala.

La vida es un himno, cántalo.

La vida es una tragedia, domínala.

La vida es aventura, vívela.

La vida es felicidad, merécela.

La vida es vida, defiéndela.

martes, julio 18, 2006

CUIDE SU SALUD FISICA, MODIFICANDO SUS PENSAMIENTOS



Existe una influencia recíproca entre nuestra salud y nuestra actitud mental. Una actitud positiva, un alto grado de motivación y entusiasmo crean las condiciones apropiadas para el desarrollo de una buena salud, una buena digestión y el desarrollo normal de los procesos metabólicos del cuerpo.


Nuestra calidad de vida es el resultado de nuestros hábitos y estos a su vez, son el producto de nuestras acciones. Sin embargo, toda acción va precedida por un pensamiento y una de las consecuencias de los pensamientos que albergamos en nuestra mente, es la secreción de hormonas desde glándulas como el hipotálamo y la pituitaria. Estas hormonas se encargan de transmitir mensajes a otras partes del cuerpo.

Recuerde que:


Pensamientos hostiles y de enojo aceleran los latidos del corazón, suben la presión arterial y sonrojan la cara.


Sentimientos de ira, enemistad, resentimiento, depresión y tristeza, debilitan el sistema inmunológico del cuerpo y suelen favorecer la aparición de las llamadas enfermedades psicosomáticas.


Pensamientos positivos como el entusiasmo, el amor, la amistad, la paz, la tranquilidad y muchos otros, producen un flujo de neurotransmisores y hormonas en el sistema nervioso central, que estimulan, proveen energía al cuerpo y crean las circunstancias propicias para el mantenimiento o restauración de una buena salud.

¿Se ha dado cuenta cómo aquellas personas que constantemente se quejan por todo, son generalmente las mismas que suelen enfermarse con mayor frecuencia?

Una actitud triunfadora y perseverante no sólo nos puede ayudar a alcanzar nuestras metas, sino que en muchas ocasiones puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Usted puede cambiar su actitud y el efecto negativo que ésta ejerza sobre su salud física.

Empiece por modificar la clase de pensamientos que mantiene en su mente. Sea optimista, su vida puede depender de ello.

sábado, julio 15, 2006

HAZ DIFERENTE TU DIA



Doña Rosa era una ascensorista de un viejo edificio de juzgados en Bogotá que usualmente estaba congestionado de visitantes, los cuales, asustados, perdidos, molestos, afanados o simplemente apáticos, esperaban atiborrarse en uno de los viejos ascensores.

Cuando se abría la puerta, la multitud que salía empujaba a la que quería entrar, armando un caos que se repetía en casi todos los pisos; además del calor y los olores concentrados en el elevador.

A pesar de esto doña Rosa cuidaba su máquina como si fuera la más fina y valiosa. Cada mañana, ella brillaba las partes metálicas y la aseaba lo mejor posible. De todas maneras andaba sonriente y entusiasta, saludaba y despedía al abrir las puertas, disfrutaba sorprendiendo a sus viajeros frecuentes al recordar sus nombres, hacía bromas para que la gente sonriera, y respondía de buena gana a toda clase de preguntas.

Un día alguien le preguntó cómo podía permanecer tan contenta en esa clase de trabajo incómodo, rutinario y mal pagado. A lo que ella contestó: - Muchas personas creen que yo actúo así por la gente, pero en realidad lo hago por mí. Cuando trato bien a mis pasajeros me siento satisfecha, si los ayudo, la mayoría me trata bien y me aprecia. - Sé que mi ascensor es viejo y mal mantenido, -continuó-, pero cuando lo limpio y lo brillo, me estoy cuidando a mí misma, porque aunque no es mío, vivo en él muchas horas de mi vida y si lo trato bien, me va a servir mejor.

- ¿Y todos los otros ascensoristas piensan así? -le preguntaron-.

- No, -respondió-, algunos de mis compañeros piensan que su tiempo de trabajo no les pertenece a ellos. Dicen que es el tiempo de la empresa. Parecen ausentes, es como si murieran a las ocho de la mañana y resucitaran a las seis de la tarde. Suponen que trabajando de mala gana van a maltratar al jefe o a otros, cuando en realidad es el tiempo de su vida, algo que nunca van a recuperar.

Qué fácil es convertir lo ordinario y lo rutinario en algo divertido y extraordinario. Todos los días puedes hacerlos diferentes. Las actividades y las personas se vuelven aburridas cuando le quitas el corazón a lo que haces.

¿Cómo podrías hacer más extraordinaria tu vida? La aventura no está en lo que haces, sino en cómo lo haces.

¿QUÉ ELIGES?



Era un profesor comprometido y estricto, conocido también por sus alumnos como un hombre justo y comprensivo. Al terminar la clase, ese día de verano, mientras el maestro organizaba unos documentos encima de su escritorio, se le acercó uno de sus alumnos y en forma desafiante le dijo: - Profesor, lo que me alegra de haber terminado la clase es que no tendré que escuchar más sus tonterías y podré descansar de verle esa cara aburridora.

El alumno estaba erguido, con semblante arrogante, en espera de que el maestro reaccionara ofendido y descontrolado. El profesor miró al alumno por un instante y en forma muy tranquila le preguntó: - ¿Cuándo alguien te ofrece algo que no quieres, lo recibes?

El alumno quedó desconcertado por la calidez de la sorpresiva pregunta. - Por supuesto que no. -contestó de nuevo en tono despectivo el muchacho. - Bueno, -prosiguió el profesor-, cuando alguien intenta ofenderme o me dice algo desagradable, me está ofreciendo algo, en este caso una emoción de rabia y rencor, que puedo decidir no aceptar.

- No entiendo a qué se refiere. -dijo el alumno confundido. - Muy sencillo, -replicó el profesor- tú me estás ofreciendo rabia y desprecio y si yo me siento ofendido o me pongo furioso, estaré aceptando tu regalo, y yo, mi amigo, en verdad, prefiero obsequiarme mi propia serenidad.

- Muchacho, -concluyó el profesor en tono gentil-, tu rabia pasará, pero no trates de dejarla conmigo, porque no me interesa, yo no puedo controlar lo que tú llevas en tu corazón pero de mí depende lo que yo cargo en el mío.

Cada día, en todo momento, tú puedes escoger qué emociones o sentimientos quieres poner en tu corazón y lo que elijas lo tendrás hasta que lo decidas cambiarlo. Es tan grande la libertad que nos da la vida que hasta tenemos la opción de amargarnos o ser felices.

¿Qué escogiste tú?

PUENTES O BARRERAS?



Un viejo carpintero llegó a una granja pidiendo trabajo.

Al entrar encontró al dueño, solitario y ensimismado, sentado en el tronco de un árbol talado. Después de ofrecerle a éste sus servicios, el dueño le respondió: - Use esos troncos y construya algo entre mi granja y la granja vecina, que es de mi hermano. Estoy molesto con él y no quiero verlo más.

El ebanista guardó silencio, y comenzó a trabajar con los leños. Eran burdos y espinosos. Los tomaba uno a uno, sujetándolos firmemente en la prensa, para después tallarlos con la mayor gentileza posible.

Pasó el tiempo, y, con esmero y diligencia, las manos del hombre fueron conviertiendo los troncos en finas y suaves piezas. Un día, el hermano vecino llegó sin aviso a pedir disculpas: - Me sorprendiste, hermano, gracias por construir ese puente. En realidad, no debí haber permitido que nos alejáramos. El hermano pensó en el carpintero, se asomó a la ventana, y encontró que el hombre había ensamblado las finas piezas talladas formando un hermoso puente, el cual unía las dos fincas por encima de la zanja que las separaba. Se dijó a sí mismo: - No era lo que esperaba, pero es mejor de lo que quería.

Y los dos hermanos y sus familias se reencontraron.

Aunque no lo parezca, puedes utilizar las palabras y las acciones de los demás para aumentar el vacío entre ellos, o para construir puentes que les ayuden a cruzar sus pantanos. ¿Cuáles son las construcciones por las que te conocen?

viernes, julio 14, 2006

EL CLUB DEL 99



Habí­a una vez un rey muy triste que tení­a un sirviente, que como todo sirviente de rey triste, era muy feliz. Todas las mañanas llegaba a traer el desayuno y despertaba al rey cantando y tarareando alegres canciones. Una sonrisa se dibujaba en su distendida cara y su actitud para con la vida era siempre serena y alegre.

Un dí­a el rey lo mandó a llamar:" Sirviente -le dijo- ¿cuál es el secreto?" ¿Cuál secreto, Majestad? "¿Cuál es el secreto de tu alegrí­a?" No hay ningún secreto, Alteza."No me mientas, sirviente. He mandado a cortar cabezas por ofensas menores que una mentira." No le miento, Alteza, no guardo ningún secreto."¿Porqué estas siempre alegre y feliz? ¿eh? ¿Porqué?"

Majestad, no tengo razones para estar triste. Su Alteza me honra permitiéndome atenderlo. Tengo mi esposa y mis hijos viviendo en la casa que la Corte nos ha asignado, somos vestidos y alimentados y además su Alteza me premia de vez en cuando con algunas monedas para darnos algunos gustos, ¿cómo no estar feliz? "Si no me dices ya mismo el secreto, te haré decapitar -dijo el rey-. Nadie puede ser feliz por esas razones que has dado." Pero, Majestad, no hay secreto. Nada me gustarí­a más que complacerlo, pero no hay nada que yo esté ocultando..." Vete, vete antes de que llame al verdugo! El sirviente sonrie, hizo una reverencia y salió de la habitación.

El rey estaba como loco. No consiguia explicarse cómo el sirviente estaba feliz viviendo de prestado, usando ropa usada y alimentándose de las sobras de los cortesanos. Cuando se calmó, llamó al más sabio de sus asesores y le contó su conversación de la mañana."¿Porqué es feliz?" Ah, Majestad, lo que sucede es que él está fuera del cí­rculo."¿Fuera del cí­rculo?" Así­ es."¿Y eso es lo que lo hace feliz?" No Majestad, eso es lo que no lo hace infeliz." A ver si entiendo, estar en el cí­rculo te hace infeliz." Así­ es."¿Y cómo salió?" ¡Nunca entró! "¿Cuál cí­rculo es ese?" El cí­rculo del 99. "Verdaderamente, no te entiendo nada" -dijo el Rey-.

La única manera para que entendieras, serí­a mostrátelo en los hechos. " ¿Cómo?" Haciendo entrar a tu sirviente en el cír­culo. "Eso, obliguémoslo a entrar!!" No, Alteza, nadie puede obligar a nadie a entrar en el cí­rculo. "Entonces habrá que engañarlo." No hace falta, Su Majestad. Si le damos la oportunidad, él entrará solo en el cí­rculo. "¿Pero él no se dará cuenta de que eso es su infelicidad?" Si, se dará cuenta. " Entonces no entrará." No lo podrá evitar. "¿Dices que él se dará cuenta de la infelicidad que le causará entrar en ese ridículo cí­rculo, y de todos modos entrará en él y no podrá salir?" Tal cual. Majestad, ¿está dispuesto a perder un excelente sirviente para poder entender la estructura del cí­rculo? " Sí" Bien, esta noche te pasaré a buscar. Debes tener preparada una bolsa de cuero con 99 monedas de oro, ni una más ni una menos. 99 "¿Qué más? ¿Llevo los guardias por si acaso?" Nada más que la bolsa de cuero. Majestad, hasta la noche.

Esa noche, el sabio pasó a buscar al rey. Juntos se escurrieron hasta los patios del palacio y se ocultaron junto a la casa del sirviente. Allí­ esperaron el alba. Cuando dentro de la casa se encendía la primera vela, el hombre sabio agarró la bolsa y le pinchó un papel que decí­a: "Este tesoro es tuyo. Es el premio por ser un buen hombre. Disfrútalo y no cuentes a nadie cómo lo encontraste". Luego ató la bolsa con el papel en la puerta del sirviente, golpeó y volvió a esconderse. Cuando el sirviente salió, el sabio y el rey espiaban desde atras de unas matas lo que sucedí­a.

El sirviente vio la bolsa, leyó el papel, agitó la bolsa y al escuchar el sonido metálico se estremecía, apretó la bolsa contra el pecho, miró hacia todos lados de la puerta y entró a su hogar. El rey y el sabio se arrimaron a la ventana para ver la escena. El sirviente ingresó presuroso a su hogar y con su brazo arrojó al piso todo lo que habí­a sobre la mesa dejando sólo la vela. Se sentó y vació el contenido de la bolsa... Sus ojos no podí­an creer lo que veí­an.¡ Era una montaña de monedas de oro! él, que nunca habí­a tocado una de estas monedas, tenia hoy una montaña de ellas !! El sirviente las tocaba y amontonaba, las acariciaba y hací­a brillar a la luz de la vela. Las juntaba y desparramaba, hací­a pilas de monedas. Así­, jugando y jugando empezó a hacer pilas de 10 monedas. Una pila de diez, dos pilas de diez, tres pilas, cuatro, cinco, seis... y mientras sumaba 10, 20,30, 40, 50, 60... hasta que formó la última pila: 9 monedas !!! Su mirada recorría la mesa primero, buscando una moneda más. Luego el piso y finalmente la bolsa. * "No puede ser", pensó. Puso la última pila al lado de las otras y confirmó que era más baja. " Me robaron -gritó- me robaron, malditos!! Una vez más buscó en la mesa, en el piso, en la bolsa, en sus ropas, vació sus bolsillos, corrió los muebles, pero no encontró lo que buscaba. Sobre la mesa, como burlándose de él, una montañita resplandeciente le recordaba que habí­a 99 monedas de oro "sólo 99".

"99 monedas. Es mucho dinero", pensó. Pero me falta una moneda. Noventa y nueve no es un número completo -pensaba- Cien es un número completo pero noventa y nueve, no. El rey y su asesor miraban por la ventana. La cara del sirviente ya no era la misma, estaba con el ceño fruncido y los rasgos tiesos, los ojos se habí­an vuelto pequeños y arrugados y la boca mostraba un horrible gesto, por el que se asomaban los dientes. El sirviente guardó las monedas en la bolsa y mirando para todos lados para ver si alguien de la casa lo veí­a, escondió la bolsa entre la leña. Luego tomó papel y pluma y se sentó a hacer cálculos. ¿Cuánto tiempo tendrí­a que ahorrar el sirviente para comprar su moneda número cien? Todo el tiempo hablaba solo, en voz alta.

Estaba dispuesto a trabajar duro hasta conseguirla. Después quizás no necesitara trabajar más. Con cien monedas de oro, un hombre puede dejar de trabajar. Con cien monedas de oro un hombre es rico. Con cien monedas se puede vivir tranquilo. Sacó el cálculo. Si trabajaba y ahorraba su salario y algún dinero extra que recibí­a, en once o doce años juntarí­a lo necesario. "Doce años es mucho tiempo", pensó. Quizás pudiera pedirle a su esposa que buscara trabajo en el pueblo por un tiempo. Y él mismo, después de todo, al terminar su tarea en el palacio a las cinco de la tarde, podrí­a trabajar hasta la noche y recibir alguna paga extra por ello. Sacó las cuentas: sumando su trabajo en el pueblo y el de su esposa, en siete años reunirí­a el dinero. Era demasiado tiempo!!! Quizás pudiera llevar al pueblo lo que quedaba de comidas todas las noches y venderlo por unas monedas. De hecho, cuanto menos comieran, más comida habrí­a para vender...Vender... Vender... Estaba haciendo calor. ¿Para qué tanta ropa de invierno? ¿Para qué más de un par de zapatos? Era un sacrificio, pero en cuatro años de sacrificios llegarí­a a su moneda cien.

El rey y el sabio, volvieron al palacio. El sirviente habí­a entrado en el cí­rculo del 99... Durante los siguientes meses, el sirviente siguía sus planes tal como se le ocurrieron aquella noche. Una mañana, el sirviente entró a la alcoba real golpeando las puertas, refunfuñando de pocas pulgas. "¿Qué te pasa?- preguntó el rey de buen modo." Nada me pasa, nada me pasa. "Antes, no hace mucho, reí­as y cantabas todo el tiempo." Hago mi trabajo, ¿no? ¿Qué querrí­a su Alteza, que fuera su bufón y su juglar también? No pasó mucho tiempo antes de que el rey despidiera al sirviente. No era agradable tener un sirviente que estuviera siempre de mal humor...

Todos hemos sido educados en esta estúpida ideologí­a: Siempre nos falta algo para estar completos, y sólo completos se puede gozar de lo que se tiene. Por lo tanto, nos enseñaron, la felicidad deberá esperar a completar lo que falta... Y como siempre nos falta algo, la idea retoma el comienzo y nunca se puede gozar de la vida. Pero qué pasarí­a si la iluminación llegara a nuestras vidas y nos diéramos cuenta, así­, de golpe, que nuestras 99 monedas son el cien por ciento del tesoro, que no nos falta nada, que nadie se quedó con lo nuestro, que nada tiene de más redondo cien que noventa y nueve, que todo es sólo una trampa, puesta frente a nosotros para que quedemos cansados, malhumorados, infelices o resignados.

Una trampa para que todo siga igual ... "... cuántas cosas cambiarí­an si pudiéramos disfrutar de nuestros tesoros tal como están..."

miércoles, mayo 31, 2006

CORRA EL RIESGO


Se tiene que correr el riesgo, porque el mayor peligro de la vida es no arriesgar nada. La persona que no arriesga nada no hace nada, no tiene nada y no es nada. Puede evitar sufrimiento y dolor, pero no puede aprender, crecer, sentir, cambiar, amar, vivir. Encadenado por estas certezas, es esclavo, ha perdido su libertad.

El temor al fracaso se aferra de aquellos que se toman demasiado en serio. Mientras crecemos, pasamos mucho tiempo preocupándonos de lo que el mundo piensa de nosotros. Cuando llegamos a la madurez nos damos cuenta que el mundo ni se fijó en nosotros todo el tiempo que nos preocupamos. Hasta que aceptemos que el futuro del mundo no depende de nuestras decisiones, no olvidaremos las equivocaciones pasadas.

La actitud es el factor determinante respecto a si nuestros fracasos nos edifican o nos aplastan. La persistencia de una persona que se topa con un fracaso es una señal de una actitud saludable. ¡Los ganadores no renuncian! El fracaso se vuelve devastador y hace que nuestra actitud se estrelle, cuando renunciamos. Aceptar el fracaso como final es ser finalmente un fracasado.

Nada en el mundo puede tomar el lugar de la persistencia. No lo hará el talento; nada en el mundo es más común que hombres de talento sin éxito. El genio no lo hará; el mundo está lleno de ruinas educadas. Solamente la persistencia y la determinación son “omnipotentes”.

Una clave para fortalecerse en tiempos de fracaso es mirar a nuestro Creador y nuestro principal motivador.

Cuando parece que he fracasado...

Señor, ¿quieres decirme algo?

Porque...

El fracaso no significa que soy un fracasado; significa que todavía no he triunfado.

El fracaso no significa que no he logrado nada; significa que he aprendido algo.

El fracaso no significa que he sido un tonto; significa que tuve suficiente fe para experimentar.

El fracaso no significa que he sido desgraciado; significa que me atreví a probar.

El fracaso no significa que no lo tengo; significa que lo tengo de una manera diferente.

El fracaso no significa que soy inferior; significa que no soy perfecto.

El fracaso no significa que he desperdiciado mi tiempo; significa que tengo una excusa para comenzar otra vez.

El fracaso no significa que debo darme por vencido; significa que debo tratar con más ahínco.

El fracaso no significa que nunca lo haré; significa que necesito más paciencia.

El fracaso no significa que me has abandonado; significa que debes tener una mejor idea para mí. Amén.

EL TEMOR AL FRACASO



Fracaso: Lo escondemos, lo negamos, lo tememos, lo desconocemos, y lo odiamos.

Hacemos todo menos aceptarlo. Por aceptación no quiero decir resignación y apatía. Quiero decir entendimiento que el fracaso es un paso necesario hacia el éxito. El hombre que nunca cometió una equivocación nunca hizo nada.

Me gusta leer las vidas de los grandes hombres. Una realidad constante en todos es que experimentaron fracasos. En efecto, la mayoría de ellos comenzaron siendo fracasados.

Cuando el gran pianista polaco Ignace Paderewsky decidió estudiar piano, su profesor de música le dijo que sus manos eran demasiado pequeñas para dominar el teclado.

Cuando el gran tenor italiano Enrico Caruso presentó su solicitud para aprender canto, el maestro le dijo que su voz sonaba como el viento que silbaba por la ventana.

Cuando el gran estadista de la Inglaterra victoriana, Benjamín Disraeli intentó hablar en el Parlamento por primera vez, los parlamentarios le pidieron que se sentara y se rieron cuando dijo: «Aunque ahora me siente, vendrá el tiempo en el que me oirán».

Henry Ford olvidó poner una marcha de reversa en su primer carro. Thomas Edison gastó dos millones de dólares en una invención que demostró ser de poco valor.

Muy pocos lo hicieron bien la primera vez. Fracasos, repetidos fracasos, son las huellas que hay en el camino hacia el éxito. La vida de Abraham Lincoln demostró que la única vez en que no se fracasa es cuando se hace algo y da resultado. Podemos y debemos «caer» e irnos de bruces hacia el éxito.

Aceptar el fracaso en el sentido positivo, es algo efectivo cuando usted cree que el derecho a fracasar es tan importante como el derecho a triunfar. La mayoría de las personas rara vez valoran su buena salud, hasta que se enferman. El experimentar los problemas nos da un gozo más grande en nuestro progreso si aceptamos el fracaso como un proceso importante para llegar a nuestra meta.

Es imposible triunfar sin sufrir. Si tiene éxito y no ha sufrido, es que alguien ha sufrido por usted; y si está sufriendo sin tener éxito, tal vez alguien tendrá éxito por usted. Pero no hay éxito sin sufrimiento.

Reír es correr el riesgo de parecer tonto.
Llorar es correr el riesgo de parecer sentimental.
Acercarse a otro es correr el riesgo de involucrarse.
Demostrar sus sentimientos es correr el riesgo de demostrar su verdadero yo. Poner sus ideas, sus sueños, delante de la gente es correr el riesgo de perderlos. Amar es correr el riesgo de no ser amado. Vivir es correr el riesgo de morir. Esperar es correr el riesgo de desesperar.